Últimas Noticias de Ingeniería
Inicio » Ingeniería Química » Moises Yankelevitch, Ingeniero Químico. Memoria y Reconocimientos. ¿”El olvido que seremos”?. II (Continuación)

Moises Yankelevitch, Ingeniero Químico. Memoria y Reconocimientos. ¿”El olvido que seremos”?. II (Continuación)

Publica y difunde: NTC …Nos Topamos Con 
http://ntcblog.blogspot.com * ntcgra@gmail.com . Cali, Colombia.
* Se actualiza periódicamente. Julio 24,  2012

.
VIENE DE: 

10 de julio de 2012

Moises Yankelevitch, Ingeniero Químico. Memoria y Reconocimientos. ¿”El olvido que seremos”?

http://ntc-aciq-cv.blogspot.com/2012/07/moises-yankelevitch-ingeniero-quimico.html

.
¿”El olvido que seremos”?

 Moisés Yankelevitch
.
.
.
Nació en Brasil el 7 de Junio de 1928 y murió en Cali el 27 de Septiembre de 2008.
++++
.
NTC … agradece al IQ Jairo Álvarez su excelente aporte. 
 
RECORDANDO A MOISES YANKELEVICH
Jairo  Álvarez G.
Cali, Julio 22, 2012
.

.
Conocí a Moisés Yankelevich en 1960, cuando llegué a la Facultad  de Ingeniería Química de UNIVALLE, como profesor de matemáticas, contratado por Narsés Barona y recomendado por Antonio Vélez. En aquella época, apenas se insinuaban en Colombia las carreras de ciencias básicas y las universidades buscaban sus profesores de matemáticas y física en las carreras de ingeniería. Antonio, ingeniero eléctrico, había sido mi profesor de electricidad  en la carrera de Ingeniería Química de la Universidad Pontificia Bolivariana, en Medellín, en 1956 y, un  año después, se había vinculado como profesor de matemáticas a UNIVALLE.

Antonio Vélez y Jairo Álvarez, amigos, dos ingenieros y matemáticos, ambos exprofesores de la Universidad del Valle. En Medellín Sept. 26, 2008*. 
Fotografía María Isabel Casas de NTC … . *Todas las fotos: http://picasaweb.google.com/ntcgra/NovelasProyectoPielYElDemonioEnLaProaLanzamientoEnMedellN#
.
Podría decir que compartí oficina con Moisés. Al poco tiempo de haberme vinculado como profesor de matemáticas, me ubicaron en una sala larga con otros colegas del departamento de matemáticas y física. Recuerdo a  Ramiro Tobón, Ingeniero Químico de la Universidad de Antioquia, que había llegado simultáneamente conmigo, recomendado por Ángel Zapata Ceballos. Creo que también estaba el escritorio de Antonio Vélez. No recuerdo si el del “Loco Diez”. Posteriormente llegó Murgueitio.
 
Vilma Montoya de Álvarez, Margarita Luján de Zapata, Ángel Zapata Ceballos y Jairo Álcavez G.
50 años del matrimonio Zapata-Luján. Buga (Basílica), Enero 28, 2009.
 Fotografía María Isabel Casas de NTC … . *Todas las fotos: https://picasaweb.google.com/111515077843964359836/ANGELZAPATAYMARGARITALUJN50AnosDeMatrimonio#
.
La  sala de profesores estaba, en el segundo piso del edificio donde funcionaban las ingenierías, ubicada  diagonalmente y a la derecha  de las escaleras centrales, cuando se ascendía del primer piso. La sala tenía varias ventanas  que miraban a la calle y al lado de la primera de ellas, la que estaba enfrentada con la puerta de entrada a la sala, la más cercana a las escaleras, estaba mi escritorio.
Desde allí me gustaba mirar  la parte trasera del hospital universitario, que siempre me hacia pensar en barcos del Missisipi, por  las formas  ovaladas  que emergían de su cuerpo principal y que me recordaban la popa de dichos barcos.  Recuerdo como se movían y  traqueaban   esos cuerpos, en un temblor fuerte que hubo por el año  62, (creo)  que nos llevó a todos, una tarde, a salir apresuradamente del edificio y a Nieves, la aseadora y que servía los tintos, a hincarse en  tierra y pedir misericordia divina.
La oficina de Moisés estaba localizada en un cuarto contiguo, al cual se accedía por la sala de profesores. Para llegar a ella, Moisés debía entrar por la puerta localizada frente a mi escritorio y cruzar diagonalmente  la sala.
En esa oficina estuve hasta principios de 1964 cuando viaje a EEUU, en comisión de estudios. De esa época son los recuerdos más nítidos y amables que tengo de Moisés.
Creo que fui yo quien tomó la iniciativa de abordarlo inicialmente. Quizás porque aspiraba a establecer un diálogo en torno a las “Operaciones Unitarias”, que nunca se dio, pues él tenía fama  como profesor de esta materia y yo había enseñado Operaciones I en la Facultad de Ingeniería Química de Bolivariana, con el texto de Brown, y me sentía fuerte en el tema.
1. Moisés llegando a su oficina.
Cuando pienso en Moisés,  me veo en la sala de profesores de Matemáticas y Física, sentado en mi escritorio, junto a la ventana y, a Moisés, entrando muy orondo, cruzando diagonalmente la sala, en busca de su oficina y, a pesar de lo antipático que decían que era, lo veo sonriente y saludador. Al entrar algo me decía  y algo le contestaba yo.
Alguna tarde cuando Moisés entro yo estaba silbando el himno del 26 de Julio.
-Ajá!, eso no se puede silbar aquí-. Me dijo en forma maliciosa y fingiendo que hablaba en voz baja. Está prohibido, agregó.
Me enteré después, por él mismo,  que se la pasaba oyendo radio Cuba y los discursos de Fidel Castro. No se si admiraba a Fidel en esa época. Supongo que  oía sus discursos  no porque fuera revolucionario o simpatizante de Fidel, sino por estar enterado y por su comportamiento iconoclasta,  ¡O, vaya uno a saber!.
No se si  fue por causa de este incidente, o porqué otras razones, desde ese momento, Moisés no me bajo el sobrenombre de Mefistófeles, que hizo carrera entre algunos de mis colegas. Hoy, tantos años después, cuando voy de visita a la casa de  Walter Correa, el otro de los tres profesores antioqueños que llegó conmigo y Ramiro Tobón en 1960, también Ingeniero Químico de la Universidad de Antioquia y recomendado por  Ángel Zapata, todavía  me recibe con el “Hola Mefistófeles”
2. La causa profesoral
No se si alguien le conoció a Moisés una faceta gremial. Dado su carácter, parece algo imposible,  sin embargo, en algún momento,  se involucró en algo que se podría llamar gremial. Lo digo porque, vagamente, recuerdo una campaña para elegir representante profesoral al Consejo Directivo. Hicimos una mini campaña juntos y yo fui su candidato y por supuesto resulte elegido. Realmente no recuerdo las reuniones a que asistí y si realmente se trataba de una representación profesoral generalizada o se trataba de un problema puntual. Pero hay algo sólido en mi recuerdo: La defensa  que hicimos de Cornelio Buenaventura por causa de su alcoholismo. Los estudiantes se estaban quejando de que llegaba borracho a clase. Lo defendimos como un enfermo y logramos que se fuera a un tratamiento aunque finalmente, no recuerdo que pasó, no pudo vincularse  de nuevo a la Universidad. La vida da sus vueltas, sin embargo, y años después, en el 75, cuando ocupé la decanatura de la  Facultad de Ciencias, Cornelio estaba un poco controlado y buscó mi ayuda. Con la colaboración del Rector Álvaro Escobar Navia pude ayudarle  a que regresara a trabajar varios años hasta alcanzar su jubilación. Cornelio, otra cara de aquellos tiempos. No olvido su entusiasmo cuando recién llegué y por encargo de Narsés Barona me mostró la facultad, terminando el tour  en su laboratorio de química inorgánica. Recuerdo sus sueños incumplidos de ir a estudiar a Francia.
3. Un cita difusa
Una vez, no se por qué, ni en que andábamos, me llevó a una oficina en un edificio de la calle 13. Ahora se, leyendo algunas de las anécdotas que han enviado sobre Moisés que era su oficina, heredada de su padre. No se si fue allí, o dónde, que me hizo una invitación que me sorprendió. Era diciembre  y estaba próxima una de las primeras versiones de la  Feria de Cali. Por esa época eran también las fiestas universitarias. Me invitó a comer con el fin de presentarme una muchacha, supongo que judía, que, según dijo, necesitaba parejo. La cita está desdibujada y la chica no llegó por alguna razón. Solo puedo recordar, vagamente, una mesa con vela encendida, un profesor judío, que creo trabaja en la facultad de ingeniería mecánica, y su esposa. El sitio, no sé, se  me antoja un restaurante por los lados de la entonces llamada manzana T. Ese recuerdo difuso parece decirme hoy  que entre los dos,  quizás, se daba una conexión  insospechada  que nunca se expresó plenamente.
En estos primeros registros que aún sobreviven en mi memoria, Moisés es una imagen cercana, una personalidad excéntrica que me atrajo y que me cayó bien desde que lo conocí. No podría decir que fui su amigo  pero desde los primeros intercambios que tuvimos se generó una buena empatía. Las imágenes que guardo de Moisés, de esa primera época,  forman parte inseparable, con otras imágenes de colegas y alumnos,  de la  experiencia mágica que viví cuando  llegué a Cali y a la  Universidad del Valle.
4. El Moisés de la segunda etapa.
De la comisión de estudios del 64, regresé en enero del 1967.  Para esa época se habían creado los Estudios Generales; el Departamento de Física y Matemáticas ya no pertenecía a las Facultades de Ingeniería (ya no se hablaba de Facultades de Ingeniería sino de División de Ingeniería), y se había dividido en dos  departamentos diferentes, que formaban parte de la recién creada División de Ciencias. Mi oficina no estuvo más en el edificio de Ingenierías sino en Estudios Generales, y el recuerdo de Moisés  se me pierde. No se si por esa época Moisés continuaba aún en la Universidad. Solo lo vuelvo a ver, en encuentros ocasionales en la calle o a escucharlo en un par de  llamadas telefónicas que no ubico bien en el tiempo, como verán.
Algún día, entre el 67 y el  70 (creo) me llama y me visita. Me propone que escribamos un libro de cómo ganar  en las carreras de caballos, utilizando teoría de probabilidad. Piensa que sería un buen negocio y está bastante obsesionado con el asunto. La propuesta no me atrajo para nada. No era el tipo de problema que me interesaba trabajar y, más bien, me generó cierta perplejidad de que Moisés se pudiese interesar en algo parecido.  Me pareció ver en ese momento al hombre apegado al dinero del que algunos hablaban. Le saqué el cuerpo. Después de un par de intentos por convencerme no volvió a llamarme.
Años después, ya en los 70, cuando Moisés ciertamente ya no estaba en la  universidad , ni era profesor de Operaciones Unitarias, me recuerdo hablando con Ramiro Tobón y Ángel Zapata sobre Moisés Yankelevich, sobre  su personalidad extraña y a la vez interesante. Hablamos de las llamadas que solía hacer a diversas personas, para consultar distintos temas  de ciencias, que lo hacían ver como un hombre inteligente, de mucha curiosidad intelectual, una especie de genio extraviado. A Zapata parecía que lo llamaba con frecuencia para hablar de termodinámica. A mi me llamó ciertamente, pero lamentablemente no recuerdo el tema que me quería consultar, aunque sí se que no pude  ayudarlo pues no sabía sobre lo que me estaba preguntando.
Después de esa llamada  no registro en mi memoria otra presencia suya, hasta hace un par de semanas,  cuando NTC …   me sorprende con la noticia de su muerte, ocurrida en el 2008. Ese “pasar” desapercibido, sobre todo  después de leer la nota conmovedora  de Mario Hincapié ( 1 , 2 ) , llenó mi mente de imágenes  de Moisés en el ancianato que le dieron plena vigencia al título “¿ “el olvido que seremos”? , que utiliza Gabriel Ruiz en el blog.
Más que su muerte, me impresiono la forma de morir. Sin duda, sabía de su vocación solitaria, de su extraño carácter y desde la primera época supe de su situación familiar, que hablaba, posiblemente, de un hombre difícil. Pude anticipar que muriese solo, porque la soledad parecía ser su vocación, pero no que la  tragedia física y la enajenación mental pudieran ser parte de su final. No alcanzo todavía a comprender su destino, ni a asimilar la forma de su muerte. Siendo un hombre de recursos,  morir en un ancianato, en la forma que ocurrió, puede significar hasta el uso de recursos de  interdicción. No puedo dejar de meditar en el trasfondo azaroso de la vida y la naturaleza impredecible de los destinos humanos.

Hasta aquí, la versión que había preparado, hasta el sábado 21, sobre mis recuerdos de Moises Yankelevich

5. Una triangulación increíble.
Hoy es 22 de Julio. Son algo así como las 7: 30 AM y pienso que en el trascurso de la mañana daré una revisión final a los recuerdos que vengo organizando sobre Moisés Yankelevich, para enviárselos a Gabriel Ruiz. Anoche logré terminar. Estaba insatisfecho, sin embargo.  Me molestaba un poco tener que reconocer que no recordaba cuál era el tema matemático que Moisés, quería consultarme en la última llamada que me hizo.
A la hora del desayuno, la ex esposa de Oscar Báez  llama a mi mujer  para contarle que, en una  reunión de amigos, se había dicho que Alonso Takahashi*, compañero de estudios de Oscar, estaba muy enfermo. Takahashi es un profesor de matemáticas pensionado, muy amigo mío, que alcanzó notoriedad nacional. Empezó estudios de ingeniería electromecánica en Univalle pero terminó graduándose como matemático en la Universidad Nacional de Bogotá. A principios de los 60,  fue profesor de matemáticas  en Univalle.  Inmerso como estaba  con los recuerdos de Moisés, me pregunté de inmediato, si  Alonso habría conocido a Moisés. Tuvo que haberlo conocido, me dije.
La mala noticia y la curiosidad de saber si Alonso había tratado a Moisés, me movieron a llamarlo de inmediato. Alonso estaba bien, lo de su enfermedad era un falso rumor.
Antes de que yo pudiera poner el tema de Yankelevich, para mi sorpresa, Alonso me pregunta por él y menciona su muerte. Mi curiosidad tenía ya una respuesta positiva. Rápidamente comprendí que Alonso había recibido la noticia de NTC … , pues hacía ya algún tiempo Gabriel Ruiz se había reencontrado con él, en mi casa, y lo había inscrito en NTC … .

Jairo Álvarez, Alonso Takahashi, Gabriel Ruiz y Alfonso Paz. Reunión en Casa de Jairo Álvarez., Cali, Abril 25, 2009. 
Fotos: https://picasaweb.google.com/111515077843964359836/TertuliaDeViejosAmigosCenaVinosMusicaAnecdotas#
Fotografías: María Isabel Casas R. de NTC … ,  Nos Topamos Con
– O sea que conociste a Moises Yankelevich?
– Por supuesto. No lo traté mucho pero conversé con él en varias ocasiones. 
Preguntó además, aumentando mi sorpresa, si yo había sido tutor de Moisés en matemáticas, en algún momento.
-No se por qué tengo la idea  de que uno de los dos, tú  Carlos Rodríguez,  fue tutor suyo. 
No atinaba a identificar, ni cómo, ni porque razón se originaba esa pregunta.
 Carlos Rodríguez, otro profesor de matemáticas,  vivía en España hacía mucho tiempo y, coincidencialmente, estaba en Cali, pasando vacaciones.
Alonso culminó, agregando otra pregunta,  -¿Carlos habrá podido conocer a Moisés?
Al principio de los 60 Carlos era un estudiante de secundaria, conocía a Víctor Ariza pero no creía que hubiese podido conocer a Moisés.
-Me parece improbable, contesté. Pero la espinita me quedo clavada.
Cuando colgué, llame de inmediato a Carlos y, de una, le pregunto,  
-¿Por casualidad conociste a Moisés Yankelevich?.
-¡Hombre!, pues si tú me lo endosaste.
-¿Cómo?
-En el 77 Moisés te llamó, interesado en estudiar  geometría diferencial  y tú le dijiste que no sabías del tema pero que había llegado al departamento un matemático joven, cuya especialidad era justamente esa. 
Me quedé atónito. No podía creer que hubiese olvidado por completo esa situación tan importante, que ahora, más que recordar, creía por el testimonio de Carlos. La interacción con Carlos, que se abrió con la última llamada que me hizo, debe representar, sin duda, una etapa muy importante en la vida de Moisés.
La verdad es que Carlos trabajó con Moisés, como 14 años,  desde el 77 hasta que se fue para España en el 2001 y llegó a tenerle un gran aprecio. De hecho una de las cosas que Carlos consideraba importante  hacer en Cali, era la visita a Moisés y mostrarle el trabajo que había hecho en historia de las matemáticas,  respecto de los orígenes de las  geometrías no euclidianas. Hace pocos días tuvo el duro impacto de la noticia de su muerte, por un correo que le había enviado Alonso Takahashi, con la noticia divulgada por NTC …  . La noticia lo llevó hasta las lágrimas.
Es posible que Carlos escriba sobre su relación con él. Habló de Moisés como  un hombre excéntrico e inteligente, que no seguía adelante en su estudio hasta no apropiar las cosas a su manera. Cree que llegó a tener un dominio bastante bueno de los grupos de Lie y piensa que Moisés iba detrás de algún problema, que tenía sus orígenes en alguna ecuación diferencial de la termodinámica, pero que nunca le reveló. … 
—–
.
NTC … ENLACES y COMPLEMENTACIONES:
.
 
El Profesor Dr. Narsés Barona Montes de Oca,  Mario Hincapié Silva, el Profesor Moisés Yankelevitch  y el Profesor Oscar Vergara Quijano.
Fotografía (Martes, 3 de Enero de 1995): Álbum personal de Mario Hincapié. Fuente: http://ntc-aciq-cv.blogspot.com/2012/07/moises-yankelevitch-ingeniero-quimico.html
.

El Hechizo de Pitágoras. Por Alonso Takahashi. 25 Feb 2005

http://es.scribd.com/doc/16839403/El-Hechizo-de-Pitagoras-Por-Alonso-Takahashi-25-Feb-2005

—-
.
De: santiago grimaldo
 
Fecha: 18 de septiembre de 2012,  19:22
Asunto: Dr. Narsés Barona
Para: ntcgra@gmail.com
 
Hola,
 
Mi nombre es Santiago Grimaldo y soy Ingeniero Químico (2005-2011) de la Universidad del Valle. Me encontré con este Blog y vi algunos fragmentos sobre el Dr. Narsés Barona. 
 
Quiero contarles que hace algunos meses legué a Baton Rouge para continuar mis estudios. Cuando llegué, una familia colombiana fue la que me ayudó a establecerme en esta ciudad y nos brindó su apoyo cuando llegamos. Resulta que la familia que nos ayudó está conformada por el Dr. Narsés Barona y su esposa Doña Luz Marina Barona. Hoy el Dr. Narses tiene un poco más de 80 años, pero parece de 50 y como anécdota quiero contarles que siempre recuerda su “Cali Bonito”, su barrio “San Antonio” y su tiempo como Estudiante (si no me equivo fue parte de la primera promocion de IQ en Univalle) y Profesor de la misma institución.
 
Qué bonita tarea la que hacen de mantener la memoria viva de las personas que marcaron historia en nuestra querida escuela de Ingeniería Química.
 
Saludos
Santiago A. Grimaldo.


.

CONTINUARÁ … 
+++

CONTINUÓ … DICIEMBRE 16, 2012:
.
.
Narcés Barona y su señora Luz Marina. Cali, Martes 3 de Enero de 1995
De las fotos aportadas por Mario Hincapié
Fotografía aportada por Santiago Grimaldo  .  
Fecha: Baton Rouge, USA.  15 de diciembre de 2012

.

 
.
 Narcés Barona y su señora Luz Marina
 
Click derecho sobre la imagen para ampliarla en una nueva ventana.
 
De: santiago grimaldo  .  
Fecha: 15 de diciembre de 2012,  22:55  Asunto: Don Narsés y doña Luz Marina 
Para: NTC

Hola les envío la fotografía que les debía. Feliz navidad para todos, Santiago
.

Cali Diciembre 16, 2012
Mail enviado

Apreciados colegas: 
 
Cordial saludo. 
 
Gracias a la amistad y colaboración del colega Santiago Grimaldi * , Ingeniero Químico (2005-2011) de la Universidad del Valle, residente y estudiante de postgrado en Baton Rouge donde viven Narsés Barona y su señora, recibimos el maravilloso aporte de la fotografía muy reciente de ellos, la cual anexamos. Aprovechamos la oportunidad para incluirla en   http://ntc-aciq-cv.blogspot.com/2012/07/moises-yankelevitch-ingeniero-quimico.html , en donde hay otras de ambos, aportadas por el colega Mario Hincapié, junto con información valiosa.  
 
Como lo recordarán, gracias a los aportes de varios colegas,  reunimos y publicamos ( 1 )  diferente información y textos sobre Moisés Yankelevitch y, al ir haciendo algo de memorias (¿postergando instantes los olvidos?)  y reconocimientos, inevitablemente  Nos Topamos Con  … Narsés Barona, gestor y pilar de fundamentales asuntos relacionados con la Facultad de Ingeniería Química de la UV.      
 
Amigos, Gabriel , María Isabel  y  NTC …  
AÑO y NAVIDAD 2012  NUEVO 2013
“Enetecear”: leer+escribir+navegar+compartir+colaborar+difundir+celebrar+agradecer+… (De RAE)

( 1 ) http://ntc-aciq-cv.blogspot.com/2012/07/moises-yankelevitch-ingeniero-quimico.html

 http://ntc-aciq-cv.blogspot.com/2012/07/moises-yankelevitch-ingeniero-quimico_24.html
—-
Publica y difunde: NTC …Nos Topamos Con 
http://ntcblog.blogspot.com * ntcgra@gmail.com . Cali, Colombia.
* Se actualiza periódicamente. Julio 24,  2012
 

Asociación Colombiana de Ingeniería Química.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >